Titán D.O.P. Pimentón de la Vera

Una auténtica Titán. La Titán D.O.P. Pimentón de la Vera tiene todos los ingredientes para ser una de las pruebas a situar como fijas en el calendario.

Titán D.O.P. Pimentón de la Vera

Titán D.O.P. Pimentón de la Vera

El rumor del Titán nos lleva a mirar hacia el norte de Extremadura, hacia las montañas, hacia el pulmón verde de la región, donde se esconden cientos de paraísos. La Comarca de la Vera, Jaraíz de la Vera, una de las capitales mundiales del Pimentón, único en el mundo. La Titán D.O.P. Pimentón de la Vera nos lleva a uno de los últimos paraísos que aún quedan por disfrutar, se adentrará en los valles, recorrerá mares de cerezos, gargantas, cascadas, picos, cresterías,… Italia tiene la Toscana. Extremadura tiene la Vera. Ven a descubrirla.

La Vera refugio de Carlos V

Soñando con un lugar donde afrontar sus últimos momentos de vida, Carlos V, descubrió un fantástico edén. En lo alto de unas colinas bajas, al pie de las grandes montañas y los picos nevados, donde el rugir de las aguas ofrecían una enorme paz, con un maravilloso mirador hacia expléndidos llanos, una biodiversidad única, un aire limpio y puro,… Abrió los ojos y descubrió una pequeña comarca Extremeña. El Gran Emperador, en cuyos dominios no se ponía el sol, eligió la Vera para descansar sus ojos por última vez, y no se equivocó. El paraíso en vida.

Descripción de la prueba

Jaraíz de la Vera recogerá el testigo de Logrosán, y su magnífica Titán Villuercas, para continuar con el camino de Skoda Titán Xtrem Tour. Otro cambio de registro espectacular que dejará sin palabras a cada participante que acepte cualquiera de los cuatro retos que propone. Cuatro recorridos, aptos para cualquier perfil ciclista.

El más duro de todos, la distancia Ultramaratón es en el que se centra esta descripción, por ser el que abarca más territorio, y por ser que el da cabida a la práctica totalidad de los kilómetros de todas las pruebas, salvo algunos kilómetros de enlaces. Serán 136 trepidantes kilómetros, que recorrerá tanto el Valle del Jerte, las altas cimas de Extremadura, y la Comarca de La Vera.

Partiendo de Jaraíz de la Vera, el inicio será un tramo neutralizado por las calles de la localidad, atravesando sus calles, como los miles de turistas que acuden cada año. Será a una hora temprana, lo que permitirá un paso por una ciudad de enorme vida, cogida en un momento de respiro para lo que le espera por recibir a lo largo del día y de los próximos fines de semana. Una localidad muy recomendable para visitar y para pasar las vacaciones estivales.

Aún en las calles de Jaraíz, con un cruce a derecha, empezarán a desatarse las hostilidades. El Alto de las Moriscas, que da nombre al club organizador, mostrará sus primeras rampas en su forma más liviana. Serán tres kilómetros por terreno asfaltado, con rampas constantes, que harán que el pelotón se rompa y entre en los caminos, ya, muy fragmentado.

Esta primera subida, desde Jaraíz, superará la decena de kilómetros. No será hasta pasar el km 10, cuando por fin se consiga coronar, no sin antes haber recorrido una pista de duras rampas y pequeños descansos, que poco a poco irá complicando las cosas a los aspirantes a vencer el reto del Titán. Los últimos kilómetros exigirán al máximo la fuerza y habilidad, para poder superar dos largos tramos de mucha piedra, con algún tramo de agua que aún desciende de la montaña. En la cima, las vistas serán inmejorables en 360 grados. Por un lado los picos nevados, las laderas, los valles, los llanos,… Un placer para los sudorosos ojos.

Al coronar, abandonamos las pistas rotas, para tener un plácido descenso por pista hormigonada en la que habrá que tener cuidado por la velocidad. Serán siete rapidísimos kilómetros, para perder todo el desnivel ganado anteriormente. Primero por pista de hormigón, tramo asfaltado y pista forestal hasta Arroyomolinos.

Tras Arroyomolinos de la Vera, tramo de transición, ideal para reponer fuerza, un respiro por un camino asfaltado que irá dejando atrás sus agradables tramos favorables iniciales, para convertirse en una dura rampa de acceso a un bonito sendero que nos llevará hasta Barrado, donde volveremos a sentir el frescor y rumor de las aguas. Será un tramo entre arboleda y grandes helechos, culminando en una pista que pasa junto a una pequeña garganta.

Las fuerzas, recuperadas tras la primera ascensión, volverán a sentirse en las piernas y querrán brotar para tratar de remontar posiciones, o distanciar a compañeros de carrera que vendrán por detrás. Aunque es un momento en el que no se recomiendan los alardes, la Subida del Bombero hará que haya que sacar todo lo que se tenga dentro.

El paso de la Vera al Jerte se estará haciendo por las bravas, si las Moriscas habían sido un puerto largo, en el que poder coger ritmo. La Subida del Bombero será una pared de buenas a primeras, caminando por una pista en la parte baja de una pequeña ladera, casi sin previo aviso, especialmente tras dos giros a derecha e izquierda, comenzarán dos durísimos kilómetros por pista forestal, en la que los dos dígitos se harán permanentes en los dispositivos GPS. La subida llegará a su fin tras una doble curva, una herradura a derechas y un cambio de camino a izquierda, para quedarnos en un tramito llano favorable, para descender hacia el Valle del Jerte.

Un pequeño respiro, otra corta subida, y bajada larga, primero por camino roto, y callejas de hormigón, nos dejarán en la localidad de Casas del Castañar. Será un tránsito suave por el Jerte, rodeados de cerezos, con las cerezas dando un rojo vivo al paisaje. Cabrero y Valdeastillas, rápidos pasos por terreno asfaltado, aproximándose al coloso del día, la subida al Puerto de Piornal.

Estaremos en el km 42, en la misma localidad de Valdeastillas, y comenzaremos a ascender durante 12 eternos kilómetros con mucha variedad de terrenos y desniveles.

El inicio alternará tramos de asfalto con otros de hormigón, caminos y callejas, sucediéndose entre sí. Será poco después de la Cascada del Caozo, cuando dejemos la carretera por última vez, y tengamos que escalar la montaña con una sucesión de zetas por sendero muy empinado, y tomar ya una pista con rampas sostenidas hasta coronar a más de 1.300 metros de altitud.

Aún tardaremos en tener un largo descenso. Vendrán unos kilómetros de cresteo con unos paisajes que merecerán tomarse un respiro, antes de proseguir con nuestro duro camino. Habrá que esperar aún hasta el km 58 para descender estrepitosamente hacia la Vera.

Hasta este punto, tan solo nos habremos encontrado un punto de dificultad técnica, los kilómetros finales de la subida a Las Moriscas. Ahora tendremos la primera gran dificultad de bajada, la más complicada de todo un recorrido de dificultad técnica muy baja, que en este punto se convertirá en muy alta. No serán más de 500 metros, junto a la Garganta Mayor, a la altura del Revellón. Un lugar para tumbarse a pasar el día, pero que en ese momento estará exigiendo la máxima concentración. Estaremos en el km 60, finalizando el tramo de navegación.

El inicio de la bajada será entre piornos, con gran desnivel, curvas muy cerradas y en un sendero muy estrecho. Animamos a quién no lo vea claro, a poner pie. Un poco más abajo, durante 100 metros, será de obligado cumplimiento por la seguridad de todos. Un pequeño paseo con la bici a un lado, escuchando el rugir de la cascada, que tendremos a unos pocos metros, antes de enganchar, tras un sendero complicado, a una pista amplia muy buena, donde poder correr todo lo que se quiera, con precaución, hasta casi llegar a Garganta.

Muy cerca de Garganta la Olla, se juntarán Ultra y maratón. Será en una pista buena en ascenso, una corta y dura subida que nos va a llevar por la ladera de la montaña, justo por encima del Monasterio de Yuste. Desde allí, a vista de pájaro, se podrán contemplar los claustros del Monasterio, además de toda la comarca de La Vera.

La pista buena se irá cerrando un poco entre la arboleda y se irá rompiendo, con alguna rodera y piedra suelta, descendiendo hacia Aldeanueva de la Vera, localidad a la que se accederá por un pequeño paso de agua y calleja empedrada. Tras esta, bajada rápida hacia el camping y pistas para ir hasta Jarandilla de la Vera.

Será un continuo sube y baja, siempre con tendencia a perder altura, las cortas y duras rampas se irán sucediendo y sacudiendo las pocas fuerzas de cada ciclista rodeados de vegetación y tramos de agua. Tras Losar de la Vera nuevo tramo técnico, un sendero con zonas de piedra y agua, en la que momentáneamente habrá que poner el pie, justo antes de llegar a otro de los puntos más especiales y espectaculares del recorrido, la Garganta de Cuartos, uno de los lugares más visitados, y donde apetecerá pararse a tomar un baño y tomar un refresco. Aunque esta vez hemos venido a dar pedales. Estaremos en el km 98 aún.

Poco nos quedará ya para descender, habremos dejado atrás las montañas, y estaremos en la parte baja, ya en la base donde comienzan los llanos. De nuevo pistas buenas, más abiertas, por pinares. Serán pistas forestales de mucho curveo, que nos irán acercando de nuevo a Jaraíz.

Sin embargo, no todo estará dicho. Hemos llegado en el km 110 al punto más bajo del recorrido y aún nos quedará por remontar hasta la línea de meta. Los últimos 20 km tendrán de nuevo tendencia ascendente, con dos subidas reseñables, la del Embalse de Navalmoral, con casi cinco largos kilómetros tendidos. Y el ascenso final a Jaraíz de la Vera.

Una auténtica Titán. La Titán D.O.P. Pimentón de la Vera tiene todos los ingredientes para ser una de las pruebas a situar como fijas en el calendario. Dureza, belleza de sus paisajes, baja dificultad técnica, un entorno con infinitas posibilidades. No te la puedes perder.

¿PODRÁS CON EL RETO DEL TITÁN?

YO TENGO UN RETO

¿Y TÚ?

INSCRÍBETE, el plazo termina el VIERNES 3 DE JUNIO!

Titán D.O.P. Pimentón de la Vera

Más información en: www.skodatitanxtrem.com Descripción de la Prueba

Acerca de Florencio Vallinot Tovar 238 Articles

Fundador y CEO de Flovit.Co Identidad Digital. Fundador de Jaraíz Deportes. Fundador de Diario de Jaraíz de la Vera.

Be the first to comment